Publicado el

¿Es legal el cáñamo?

es legal el cáñamo

A la pregunta de si es legal el cáñamo es difícil dar una respuesta concisa. La legalidad del cáñamo dependerá del tipo de semilla, de si está certificada o, incluso, de su uso posterior.

Aun así, sí podemos afirmar que el cáñamo es legal (y sus productos derivados) en un importante porcentaje en España.

Resumiendo: es legal el cáñamo destinado a la alimentación siempre que sean productos derivados de las semillas de cáñamo y provengan de semillas certificadas por la Unión Europea con menos de un 0,2% de THC.

Igualmente, el tallo, flores y las hojas de la planta cannabis sativa L. pueden usarse en la industria textil, pero nunca se pueden destinar a la alimentación.

En cuanto al uso medicinal del cáñamo en España, la situación es más compleja, dependiendo de la comunidad autónoma. Aun así, si hay varios medicamentos con base de CBD, uno de los componentes del cáñamo (aunque no de sus semillas) que están permitidos.

El cáñamo, una constante en la historia de España

barco con velas de cáñamo

La importancia del cáñamo en la historia de España fue una de las razones por las que se intentó recuperar este producto.

En nuestro país, el cultivo de la planta no estaba destinada principalmente a la alimentación, sino a la industria textil. Concretamente, era un material imprescindible para la industria naviera, así como para la fabricación de papel.

El papel predominante de España como potencia marítima en la Era de los Descubrimientos no habría sido posible sin el cáñamo, utilizado tanto en las cuerdas como en las velas de los barcos, ya que cuenta con una excelente resistencia a la humedad.

Artículo relacionado: ¿Qué es el cáñamo?

Antes de la aparición de los materiales sintéticos en el siglo XX, el cáñamo era la mejor opción en la naturaleza para poder hacer largas travesías a través del océano.

Sin embargo, ya en el siglo XX y una vez descubierto el potencial psicotrópico del THC de las flores del cáñamo, el cultivo del cáñamo se prohíbe durante el Franquismo.

No se volvería a legalizar hasta el último año del siglo con el Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre de 1999 que permite 25 variedades de cáñamo industrial en España.

Para la alimentación habría que esperar 14 años más, al Reglamento (UE) nº 1307/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013 que permite el cultivo y comercialización de productos derivados única y exclusivamente de las semillas de cáñamo.

Un clima ideal para el cultivo del cáñamo

planta de cáñamo

El clima de España es ideal para el cultivo del cáñamo, tanto en sus variedades para su uso industrial como en sus variedades alimenticias.

En entornos húmedos, la planta del cáñamo no necesita riego, crece rápidamente y ayuda a la supervivencia del suelo, sin necesidad de fertilizantes o productos químicos.

Se trata, por tanto, de un cultivo muy útil para revertir el proceso de desertización de algunas zonas de la Península Ibérica, lo que ha llevado a que la Unión Europea también apueste por los cultivos de la misma.

En la actualidad, las principales zonas donde se cultiva el cáñamo de forma legal son Cataluña, Galicia, Castilla-La Mancha y Aragón, aunque históricamente el cultivo también tuvo gran importancia en la Comunidad Valenciana, Murcia y parte de Andalucía.

En la actualidad existen proyectos como el de la ONG Lazos Verdes en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, la Universidad Complutense y la Universidad Politécnica para utilizar el cultivo de cáñamo como remedio a la despoblación.

En este caso, se trata de un proyecto en la pequeña localidad de Santa Cruz de los Cáñamos (Ciudad Real), con una amplia historia vinculada a la planta, como se puede percibir por su nomenclatura.

Con el cáñamo también en su escudo, se está buscando convertir la localidad, con algo más de medio millar de habitantes, en otro de los centros del cáñamo en España.

De momento, sin embargo, es Cataluña, especialmente las provincias de Tarragona y Barcelona, las que tienen una mayor producción de cáñamo legal, tanto de uso industrial como alimenticio.  

La regulación europea del cultivo del cáñamo para alimentación

Hasta la aparición del Reglamento (UE) nº 1307/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, Green Bear no habría sido posible.

Fue a partir de este reglamento que se legalizaba el uso de las semillas de cáñamo en la alimentación. Es importante este matiz, porque la normativa habla expresamente de que solo se puede utilizar alimentos provenientes de las semillas de cáñamo.

Solo estos alimentos tienen un historial de consumo dentro de la Unión Europea, pudiendo consumirse de forma segura y sin riesgo.

Para ello, las plantaciones de cáñamo deben provenir de semillas certificadas por la UE en el que el contenido en THC sea inferior al 0,2%. Los productores deben guardar el resguardo de las semillas así como someter sus cultivos a controles periódicos.

El THC es la sustancia psicotrópica de la planta del cáñamo, que en algunas cepas pueden llegar al 30%. En otros países fuera de la Unión Europea, la cantidad de THC permitida para el consumo humano es del 0,3%.

Estos porcentajes del 0,2% o del 0,3% de THC son completamente inocuos para el ser humano, razón por lo que se permite su consumo. Es decir, no tendremos ningún tipo de efecto relacionado con el THC sino que será como si dicho elemento no existiera.

Igualmente, en la misma regulación se prohíbe el uso de los elementos de la planta como el tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol (CBD) o cannabigerol (CBG) para crear productos aparte o para ser adicionados a aceites.

La razón es que no se ha demostrado su uso de forma histórica, lo que lo convertiría en nuevos alimentos y tendrían que pasar todo el proceso de verificación de nuevos alimentos vigentes en la UE.

Estos elementos no vienen de las semillas sino de las flores, tallos o plantas y su introducción en el mercado estaría regulada por el Reglamento (UE) 2015/2283 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2015.

Productos permitidos de cáñamo en la alimentación

GreenBear productos a base de semillas de cáñamo

Por tanto, son los productos derivados de las semillas de cáñamo los que se pueden consumir de forma legal, incluyendo las semillas peladas.

También las cervezas de cáñamo como las de Green Bear están permitidas ya que son las semillas de la planta las que se utilizan para su producción.

Por otra parte, productos como la harina de cáñamo, obtenida tras moler las semillas o la proteína de cáñamo, un complemento ideal para deportistas por su alta calidad, son igualmente productos legales y recomendables.

Artículo relacionado: Propiedades de la harina de cáñamo

Igualmente, productos como el tofu o queso de cáñamo que se cocina a partir de las semillas fácilmente en casa, son totalmente legales y recomendables por su contenido en ácidos grasos omega 3 y omega 6, vitaminas, proteínas y minerales.

banner de recetas con semillas de cáñamo

Por último, también el aceite de cáñamo para cocinar está recomendado. En este caso, siempre para elaboraciones en frío, batidos, cremas o sopas, ya que someterlo a altas temperaturas no está recomendado. Con las mismas, se generan radicales libres y cambia su sabor.

El caso del CBD

CBD

A la pregunta de si es legal el cáñamo quizá el apartado más complejo es el relacionado con el CBD o cannabidiol.

Artículo relacionado: ¿Qué es el CBD?

El CBD es un componente situado en las flores del cáñamo, no en las semillas, que cuenta con grandes ventajas medicinales según múltiples estudios.

Su uso está recomendado para diferencias dolencias como la artritis, la esclerosis múltiple, alteraciones neuropsiquiátricas, dolencias cardiovasculares y neurológicas, entre otras.

Aun así, el estudio del CBD aún no está muy avanzando, con diferentes estudios farmacológicos en proceso.

Su consumo habitual es en aceite, pero es importante resaltar que el aceite de CBD no es aceite de cáñamo. Es CBD diluido en otro tipo de aceite, generalmente de oliva.

En este caso, al tratarse de un nuevo suplemento alimenticio, su comercialización no es legal actualmente. Es posible encontrar aceite de CBD en grow shops, herbolarios y otras tiendas similares, pero no es recomendable su consumo porque actualmente no ha sido legalizado por la Unión Europea.

Aun así, sí hay varios medicamentos provenientes de CBD que han sido aprobados por la Agencia Europea del Medicamento y que, por tanto, se pueden usar de forma legal siempre y cuando se cuente con receta médica.

La medicina derivada del cáñamo

medicina del cáñamo

El uso medicinal del cáñamo es otro de los usos de esta planta que tienen mayores posibilidades de medicamentos.

El primero de los medicamentos en ser legalizado fue Epidiolex, recomendado para pacientes de esclerosis múltiple. En la actualidad, hay otros medicamentos como el Sativex que también son legales y cuentan con el mismo uso.

Otro de los medicamentos legales derivados del cáñamo en la actualidad es Nabilone. Este fármaco es eficaz contra las náuseas y vómitos severos, siendo indicado para pacientes con cáncer para curar este efecto de la quimioterapia.

Aun así, el Nabilone solo se utiliza si otros remedios no son efectivos.

Por último, Dronabinol además de ser utilizado para lo mismo que el Nabilone, también se utiliza para luchar contra la pérdida de peso y de apetito de enfermos con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Estos cuatro medicamentos son solo los primeros ejemplos de los secretos y ventajas que aún guarda esta planta, mientras las farmacéuticas continúan con sus ensayos clínicos probando nuestros medicamentos.

Las semillas, por su parte, no tienen relación con dichos medicamentos al no contar con CBD. Sin embargo, los beneficios de las semillas de cáñamo son notables para mantener una dieta equilibrada, con grandes aportes de proteínas, vitaminas y minerales.

Artículo relacionado: ¿Las semillas de cáñamo adelgazan?