Publicado el

Cáñamo en polvo: ¿por qué tomar harina y proteínas de cáñamo?

Cáñamo en polvo

El cáñamo en polvo es uno de los productos derivados de las semillas de cáñamo más demandado. Tanto en su formato de harina de cáñamo como en el de proteínas, permite disfrutar de grandes cantidades de fibra, proteína, vitaminas y minerales.

Por ello, ambas opciones son muy solicitadas por deportistas, que las incluyen en sus dietas o lo toman como suplemento alimenticio. También el aceite de cáñamo como suplemento alimentario es bastante utilizado y, a veces, incluso se combinan.

La razón por la que tomarlo por separado en vez de disfrutar de los beneficios de las semillas de cáñamo directamente es, sobre todo, de ámbito práctico. Aceite y cáñamo en polvo, ya sean juntas o por separado, pueden tomarse muy fácilmente en batidos ultra energéticos.

Las semillas, sin embargo, son más comunes como snack, en ensaladas o cremas. Más habituales en la alimentación propiamente dicha y menos como un suplemento.

El cáñamo en polvo, por el contrario, es utilizado en horneado con la harina y simplemente diluido en el caso de la proteína. Siendo una de las mejores fuentes vegetales de proteínas, con todos los aminoácidos esenciales, se trata de un producto novedoso, pero que cada vez toma más importancia para los nutricionistas, al ser considerado un superalimento.

Es importante señalar que el cáñamo es legal en la UE para el consumo de las semillas y sus productos derivados. Esta parte de la planta no cuenta con psicoactivos como el THC o el CBD, por lo que se puede consumir con total seguridad.

Propiedades del cáñamo en polvo

Cáñamo en polvo

Las propiedades de la harina de cáñamo son la razón por la que tanta gente se está acercando a este fantástico producto.

Si propiedad más importante es la proteína, que forma la mayor parte de la composición de este producto. Se trata de las denominadas proteínas completas, es decir de aquellas que cuentan con todos los aminoácidos esenciales, siendo uno de los pocos productos vegetales que disponen de las mismas, mucho más comunes en proteína animal.

Además, el cáñamo en polvo también tiene grandes cantidades de fibra. Por otra parte, entre sus diferentes minerales encontramos zinc, calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo, siendo los tres primeros los más importantes.

Por último, también destaca por sus vitaminas del grupo B, incluyendo la B6, la B12 y la B9 o ácido fólico.

Sin embargo, si lo que estamos buscando es su alto contenido en omega 3 y omega 6, es mejor opción acudir al aceite de cáñamo, que es dónde es más fácil encontrar una mayor cantidad.

¿Por qué tomar cáñamo en polvo?

Proteína de cáñamo

Viendo estas propiedades, llega el momento de hablar de sus beneficios o, lo que es lo mismo, las razones por las qué tomar harina y proteínas de cáñamo.

Con tan fantásticas propiedades, podríamos decir que hay un beneficio por cada tipo de persona.

Por ejemplo, su alto contenido en ácido fólico es perfecto para personas embarazadas.

Sin embargo, su gran beneficio tiene que ver con su alta cantidad de proteínas, la razón principal de su consumo. Al ser proteínas vegetales completas, permite que las personas que siguen una dieta vegana tengan un aporte completo de las mismas sin necesidad de suplementación.

Por otra parte, al no tener gluten, se trata de una harina perfecta para personas intolerantes, que pueden combinar con otras harinas sin gluten como la harina de maíz, de arroz o la de garbanzo.

Igualmente, se trata de una harina útil para personas que siguen dieta keto o slow carb, que tienen restringidos los cereales pero que pueden tomar perfectamente harina de semillas de cáñamo.

Los deportistas, por otra parte, que tienen que conseguir altos niveles de proteína en pocas ingestas, también lo pueden conseguir con este producto.

Además, su contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, razón por la que muchas personas la consumen por las mañanas.

Por último, sus vitaminas y minerales son cruciales para el buen funcionamiento del cuerpo, incluyendo la salud de la piel, de los huesos y del sistema inmunitario.

¿Cómo tomarlo?

smoothie de cáñamo

A la hora de saber cómo tomar proteína de cáñamo o harina uno de los aspectos más importantes es la dosis diaria recomendada.

Como en el caso de cuántas semillas de cáñamo tomar, del que hablábamos en nuestro último artículo, la cantidad diaria recomendada va entre los 10 y los 20 gramos. En casos de personas que realicen ejercicio físico de alta intensidad, la misma podría subir hasta los 30 y, en casos excepcionales, hasta los 40 gramos.

Como hemos mencionado en otras ocasiones, la dosis correcta de cáñamo en polvo dependerá de nuestra complexión, nuestra actividad diaria y la dieta que estemos siguiendo. Por ejemplo, este producto es muy utilizado por personas que siguen la dieta keto o la dieta low carb.

Para tomarlo, podemos hacerlo directamente diluido en algún tipo de líquido. Lo normal es utilizarlo con algún batido o zumo, ya sea de leche animal o vegetal, fruta o verdura. Aunque esta fórmula es más común en la proteína que en la harina es válida para ambos productos.

Por otra parte, la harina se puede tomar en diferentes elaboraciones, ya sea en barritas energéticas, panes, bizcochos, etc… en combinación con otras harinas saludables.

La extracción del cáñamo en polvo

semillas,aceite y harina de cáñamo

Una de las claves para asegurarnos de que las semillas de cáñamo mantienen todas sus propiedades cuando las tomamos en polvo es el método de extracción.

Es muy importante que la extracción se realice en frío. Concretamente se realiza mediante el método de prensado en frío. A través de un molino helicoidal, de forma suave y una velocidad muy baja, de forma que ni se caliente ni la semilla se rompa, se va consiguiendo el objetivo.

De este molino surge por un lado el aceite de cáñamo y, por otro el cáñamo en polvo. A este polvo de cáñamo todavía queda realizar un último proceso para que esté listo para su consumo.

Se trata de un refinado que será diferente si queremos obtener proteína de cáñamo o harina de cáñamo. Tras este proceso de refinado, el cáñamo está listo para su consumo, sin que haya participado ninguna fuente de calor.

Una de las ventajas del cáñamo en polvo respecto a otras harinas refinadas como la de trigo es que el proceso no afecta a sus valores nutricionales. En este caso, el polvo de cáñamo mantiene todos sus beneficios, incluyendo, fibras, proteínas, vitaminas y aminoácidos esenciales.

Recetas con cáñamo en polvo

Dependiendo de si usamos harina de cáñamo o proteínas de cáñamo contamos con distintas opciones de recetas.

Mientras que la harina de cáñamo se utiliza en más elaboraciones gastronómicas, la opción de la proteína tiene más que ver con su consumo como suplemento, generalmente a través de batidos.

banner de recetas con semillas de cáñamo

Recetas con harina de cáñamo

Las recetas con harina de cáñamo están más dirigidas a la cocina que las de proteína. Bizcochos, pan, tortitas, masas de pizza, cualquier elemento que se haga con harina de trigo (o con otras variedades como la de centeno) se puede realizar también con harina de cáñamo.

Lo más importante es tener en cuenta las cantidades. La harina de cáñamo no es una harina con la que se pueda cocinar en exclusiva, sino que se trata de un ingrediente que se combina con otras harinas como la de trigo, centeno, maíz, avena, trigo sarraceno, etc…

Una de las ventajas es que no tiene gluten, por lo que en combinación de otras harinas sin gluten pueden hacer panes y masas muy nutritivos aptas para celíacos.

pan de cáñamo

La harina de cáñamo nunca es la harina principal, sino que dependiendo de la receta se utiliza entre un 5 y un 20%, para aprovechar al máximo sus propiedades de superalimento sin pasarnos de la dosis diaria recomendada.

De hecho, cualquier receta con otras harinas puede ser susceptible de ser enriquecida con harina de cáñamo. Simplemente sustituimos una parte, por entre 30 y 50 gramos de harina de cáñamo, manteniendo las cantidades totales de la receta.

Eso sí, siempre en recetas que requieran de horneado, no deberíamos utilizar la harina de cáñamo para rebozar y freír en ningún momento.

Recetas con proteína de cáñamo

Si usamos el cáñamo en polvo en formato de proteína, las recetas serán algo diferentes. En este caso, simplemente tendremos que utilizar una o dos cucharadas de proteínas de cáñamo dentro de los zumos o batidos que estemos preparando.

Así de fácil, su sabor cercano a las nueces u otros frutos secos, hace que combine a la perfección tanto con batidos predominantemente dulces como con batidos salados de verduras.

batido de cáñamo

La versatilidad de la proteína de cáñamo, la convierte en una aliada si queremos ir variando nuestros batidos energéticos, combinando a la perfección con elementos como las espinacas, la canela, la leche de almendras o el cacao puro.

Una forma de enriquecer nutricionalmente y en cuestión de sabor esos batidos enfocados en la actividad física y en la generación de masa muscular. Porque no hay ninguna razón por la que comer sano no pueda ser también completamente saludable.

En Green Bear contamos con los mejores productos de cáñamo en polvo, tanto por separado como en packs unitarios.